El conjunto colchonero tuvo un duro viaje a lo largo de la UEFA Champions League para llegar a la gran final de Milán.

El grupo C fue el lugar de inicio para el Atlético, junto al Galatasaray, Astana y Benfica. Con un gran primer puesto en el grupo, logró el pasaje a los octavos.

En la segunda instancia, el rival fue el PSV Eindhoven de Holanda. Con un empate sin goles en la ida, daba ilusión a los colchoneros. Pero el mismo resultado en Madrid hizo sufrir a muchos en los penales.

Con la agónica clasificación, en los cuartos de final tuvo que cruzarse con el gran Barcelona. Una derrota 2-1 en la ida, parecía que todo estaba acabado, pero el milagro llegó y gracias al gol de visitante, logró el pasaje a la semifinal.

El Bayern München fue el rival en semifinal. Fue victoria 1-0 en Madrid en la ida, pero el gol de visitante de Griezmann en el 2-1 en Munich, le dio otra vez una gran alegría al sufrido Atlético del Cholo Simeone.

En Milán, el Atlético Madrid buscará su primera UEFA Champions League de la historia y tomar revancha de lo ocurrido en 2014.