El Clásico Nacional sigue dando de qué hablar por el polémico trabajo de César Arturo Ramos Palazuelos.

El arbitraje fue el protagonista del cotejo entre América y Chivas en la cancha del Estadio Azteca; donde hubo acciones mal señaladas por el silbante, así lo reveló Arturo Brizio.

El Presidente de la Comisión de Árbitros analizó las acciones de la Jornada 10 del Grita México A21, siendo las del Clásico Nacional las que estuvieron en el ‘ojo del huracán’.

La primera polémica fue con Cristian Calderón, quien propinó un pisotón a Jorge Sánchez; sin embargo, el VAR no solicitó la revisión, alegando que el ‘Chicote’ tuvo que haber sido expulsado por “juego brusco grave; cometer una falta con uso de fuerza excesiva poniendo en riesgo la integridad física de su oponente. Es una decisión arbitral incorrecta“.

Otra de las polémicas que se vivió en el Clásico Nacional fue la pelea que iniciaron Miguel Ponce y Henry Martín en el ocaso del primer tiempo.

De acuerdo con Arturo Brizio, el futbolista de Chivas tuvo que haber sido enviado a las regaderas al poner en riesgo la integridad física del atacante del América:

“El árbitro amonestó a los jugadores por provocarse. El VAR tuvo que sugerir la revisión en cancha y rectificar su decisión expulsando al jugador del Guadalajara por ‘conducta violenta’, tomar por el rostro a su adversario picándole los ojos. Es una decisión arbitral incorrecta“.

A pesar de que el Clásico Nacional estuvo candente, César Arturo Ramos Palazuelos terminó con un saldo de tres amarillas (Miguel Ponce, Henry Martín y Alexis Vega); mientras que no mostró el tarjetón rojo.

ASÍ EL ANÁLISIS ARBITRAL DE ARTURO BRIZIO: