Mikel Arteta, entrenador del Arsenal, no podrá contar con Granit Xhaka durante al menos tres meses debido a una lesión de rodilla.

El centrocampista suizo del Arsenal se lesionó en la victoria por 3-1 ante el Tottenham Hotspur el pasado domingo y este miércoles el Arsenal confirmó que padece una “importante lesión” de ligamento en una rodilla y estará de baja durante al menos tres meses.

La parte positiva para Xhaka es que la lesión no requerirá pasar por quirófano. “La recuperación de Granit y su programa de rehabilitación comenzará inmediatamente y esperamos que pueda volver a estar jugando en aproximadamente tres meses”, apuntó el Arsenal en un comunicado.

El encuentro ante el Tottenham era el primero para Xhaka desde finales de agosto, después de cumplir una suspensión de tres partidos y superar la COVID-19 que contrajo mientras estaba convocado con Suiza.