La afición de Chivas es de las pocas con el lujo de estar presente en los partidos de su equipo durante el Guard1anes 2021, pero ni ese privilegio fue motivo suficiente para fomentar un comportamiento ejemplar en las tribunas.

Y es que en el tiempo de compensación del partido contra Santos Laguna, el árbitro Fernando Guerrero detuvo las acciones por unos minutos luego de que los aficionados rojiblancos lanzaron el grito contra el portero Carlos Acevedo, quien demoró un poco en el despeje con el objetivo de consumir el reloj.

En la primera ocasión se escuchó en el sonido local una llamada de atención para los fanáticos, pero cuando estos volvieron a arremeter contra el guardameta lagunero, el silbante tomó el esférico y detuvo el encuentro.

Esta es la primera ocasión desde el regreso del público a los estadios en la que se detiene un partido por la aparición del grito, pero hasta el momento ni Chivas ni la Liga MX se han pronunciado sobre lo sucedido en el Akron.

Ver más: ADRIÁN SAN MIGUEL APUESTA POR SU CONTINUIDAD EN EL LIVERPOOL