La leyenda checa del fútbol Antonin Panenka fue ingresado en una unidad
de cuidados intensivos (UCI) de un hospital de Praga después de contraer
la COVID-19, informó el Bohemians, el club en el que más partidos
disputó.

"Antonín Panenka se encontraba hoy en estado grave y ha
sido trasladado a la UCI. Aún no comentaremos nada sobre su estado.
¡Tondo, lucha!", escribió el club praguense en las redes sociales sobre
el exfutbolista de 71 años.

Panenka comenzó su carrera deportiva
en el Bohemians en 1968 y disputó 678 partidos con el equipo verdiblanco
hasta 1981, cuando fichó por el Rapid de Viena, el club en el que
terminó su carrera en 1985.

Fue internacional con la selección de la extinta Checoslovaquia en 59 ocasiones, en las que marcó 12 goles.

Panenka,
conocido por su inconfundible bigote, se convirtió en una estrella
cuando marcó un penalti de un golpeo suave y picado por el centro en la
final de la Eurocopa de Yugoslavia de 1976.

Ese tanto le dio el
título a su país en la final contra Alemania y a él un lugar en la
historia del fútbol al bautizar uno de los lanzamientos desde los once
metros más imitados y arriesgados.

"Lo había practicado durante
dos años antes. Simplemente caí en que todos los porteros siempre
saltaban a uno u otro lado, con lo que estaría bien lanzarlo por el
centro", manifestó en una ocasión.