Un grupo de activistas antivacunas intentaron irrumpir en el Barclays Center de Nueva York, recindo en donde jugaron los Brooklyn Nets y los Charlotte Hornets, en apoyo del jugador Kyrie Irving, desconvocado por los Nets al negarse a inyectarse la vacuna contra la COVID-19, informaron medios locales.

Los manifestantes, que han organizado varias protestas en las últimas semanas, convocaron la concentración a las 14:00 hora local (18.00 GMT), dos horas antes de que arrancara el partido.

En varios videos difundidos a través de las redes sociales se puede ver a los participantes cantando lemas contra las vacunas y a varios de ellos superando el perímetro de seguridad y forcejeando con varios guardias de seguridad para intentar entrar en el recinto.

En su frustrado intento, los manifestantes —algunos de los cuales llevaban camisetas en solidaridad con el jugador— gritaban “dejar que Kyrie juegue”.

Los Nets decidieron, el pasado 12 de noviembre, que su base estrella no estaría con el equipo porque no es elegible para jugar en casa, debido a que un mandato de Nueva York requiere que los atletas profesionales estén vacunados para practicar o competir en lugares públicos.

Irving reaccionó asegurando que no quería perder el salario ni la oportunidad de competir por un campeonato con su equipo, pero que estaba haciendo “lo mejor” para él al negarse a recibir la vacuna.

Hablando en Instagram Live, Irving dijo que amaba el baloncesto y que no se iba a retirar.

“Estoy haciendo lo mejor para mí. Conozco las consecuencias aquí y si eso significa que soy juzgado y demonizado por eso, eso es exactamente lo que es. Ese es el papel que interpreto, pero nunca quise renunciar a mi pasión, mi amor, mi sueño por este mandato”, destacó Irving.

Ver más: ¡PUMAS VENCIÓ A XOLOS Y SE AFERRA AL REPECHAJE!