Diez años atrás, las miradas del mundo estaban puestas en Johannesburgo, donde España y Países Bajos se jugaban el primer Mundial disputado en África. Aquella noche no solo acabó con España campeona, sino que unió para siempre, gracias al "deporte rey", a dos países sin grandes lazos históricos.

"Sigo sintiendo sensaciones del momento del gol. Desde entonces es como si el 11 de julio fuera mi cumpleaños. Me llegan muchas felicitaciones", dijo Andrés Iniesta a Marca, autor de la diana histórica en el Estadio Soccer City. 

 "Después de hacer el control vi que se me quedó la pelota botando, perfecta. Sabía que era el momento, que tenía que ser gol (…) Era nuestro momento, el de España, el de todo el país", la coronación de una generación de oro que también contó con el reinado en Eurocopa. 

TE PUEDE INTERESAR: Mazatlán FC presenta tres casos de coronavirus en Copa por México