En la celebración del campeonato del Leicester City había una promesa que cumplir. Andrea Bocelli actuó en consecuencia para su amigo Claudio Ranieri.

El cantante prometió al técnico cantar ‘Nessun Dorma’ en el King Power si el equipo salía campeón de la Premier League, y así lo hizo antes de comenzar el cotejo contra el Everton, que ganaron 3-1.

Bocelli, quien habría prometido este gesto a su amigo marzo, vistió la camiseta del Leicester en su interpretación.