Desde el Santo de Pelé, en 1962 y 1963, ningún equipo brasileño había conseguido el doblete de Liga y Copa Libertadores. De esta manera, el equipo ahora dirigido por el portugués Jorge Jesús conquistó el Brasileirão por séptima ocasión en su historia. Y es que desde 2009, el ‘Fla’ no se proclamaba campeón de Brasil.