El partido de preparación para los Juegos Olímpicos entre Alemania y Honduras fue suspendido en el minuto 85.

Todo debido a que el jugador alemán Jordan Torunarigha recibiera, presuntamente, un insulto racista por parte de un miembro de la selección hondureña.

“El partido terminó cinco minutos antes con marcador de 1-1. Los jugadores alemanes dejaron el campo después de que Jordan Torunarigha fuera abusado racialmente”, escribió la cuenta oficial de la selección alemana en Twitter.

“Cuando uno de nuestros jugadores es abusado racialmente, jugar no es una opción”, expresó su seleccionador, Stefan Kuntz.

“Juego finalizado por abandono debido a que un jugador alemán alegó un supuesto insulto racista por parte de un seleccionado hondureño. La Federación de fútbol de Honduras sobre el tema expresa que la situación pasa por un malentendido en el terreno de juego”, señaló la federación de Honduras.