A los 15 minutos de juego, cuando el Eintracht Frankfurt dominaba claramente el juego, llegó la ventaja para el elenco local.

Luego de un tiro de esquina corto, llegó el centro desde la derecha y Stefan Aigner apareció entre los defensores para conectar de cabeza y marcar ante un Burki rendido el primer tanto del partido.