La insistencia de Casemiro que, en su tercer intento, logró marcar de cabeza, dio la victoria a un Real Madrid que sufrió más de la cuenta ante un Real Valladolid que mostró descaro y ganas y que, en su mejor momento de juego, se vio cercenado tras el tanto del jugador brasileño que deja al conjunto de Zinedine Zidane a tres puntos del liderato del Atlético Madrid, aunque con un partido pendiente.

El Valladolid se mostró valiente. El Real Madrid esperaba el fallo del rival, Modric imprimía dinamismo y la calidad individual se evidenciaba en jugadas como el pase de Kroos sobre Asensio, cuyo desmarque se produjo en fuera de juego. Pero era el Real Valladolid el que peleaba con más ahínco, buscando la sorpresa.

Se fueron 45 minutos de pura fuerza y tratar de descifrar al rival…

Con los mismos 22 jugadores se reanudó el encuentro, bajo los mismos parámetros que en la anterior. Con un Real Valladolid bien intencionado, que dispuso de una gran ocasión para abrir el marcador, tras un fallo defensivo del equipo visitante, pero de nuevo Courtois impidió el gol local, al despejar el disparo a bocajarro de Orellana.

Antes, Casemiro volvió a quedarse solo en el remate tras un tiro de esquina y, de nuevo, salió desviado. Pero eran los vallisoletanos los que mostraban más mordiente ofensiva, buscando insistentemente el área madridista. Pero, una vez más, cuando mejor estaba jugando el conjunto blanquivioleta, llegó el gol del rival.

A la tercera dicen que va la vencida, y Casemiro lograba un efectivo remate de cabeza tras un tiro de esquina, que sorprendió a Masip, subiendo así el primer tanto al electrónico.

Sergio González movió el banquillo, dando entrada a dos delanteros: Weissman y Kodro, para buscar el empate, poco después de que Zidane introdujera a Isco, Hugo Duro y Arribas.

Pero los cambios no supusieron ninguna variación en el devenir del choque y, aunque los vallisoletanos echaron el resto en busca de un punto, nada pudieron hacer para impedir el triunfo del Madrid, que recorta así los puntos del líder, tras su tropiezo ante el Levante.

TE PUEDE INTERESAR: ¡La espectacular tijera de Erling Haaland contra Schalke 04!