A través de su agente, Martin Schoots, Christian Eriksen se manifestó por primera vez desde el hospital tras lo ocurrido el sábado pasado.

En declaraciones que recoge ‘Gazzetta dello Sport’, el representante del futbolista danés compartió la conversación que tuvo: “Hablamos esta mañana; bromeó y estaba de buen humor, lo encontré bien”.

Agregando que “Christian no se rinde y quiere, junto a todos, saber qué es lo que pasó. Los médicos están haciéndole más exámenes, aunque llevará tiempo”.

El agente del jugador del Inter de Milán compartió el agradecimiento por el apoyo que ha recibido: “Ha recibido mensajes de todo el mundo y quedó impresionado. Quiere agradecerlo a todos; pero ahora sólo tiene que descansar”.

Por su parte, la Federación Danesa de Futbol reveló que Christian Eriksen “se encuentra en la misma condición, estable, bien. Se le siguen practicando exámenes, no hay ningún cambio”, informó en rueda de prensa Jakob Høyer, jefe de comunicación de la DBU.

El médico de la selección danesa, Morten Boesen, había explicado ayer en otra comparecencia que el jugador se desvaneció solo junto a la banda, sufrió un paro cardíaco y estuvo clínicamente muerto unos segundos, hasta que fue reanimado con un desfibrilador.

De momento, se desconoce la causa, de ahí que continúe hospitalizado mientras es sometido a más exámenes médicos.

El encuentro fue suspendido inicialmente por la UEFA, pero se reanudó casi dos horas después tras comprobar sus compañeros que Eriksen se encontraba en buenas condiciones y de que hubiera acuerdo por todas las partes implicadas en el partido.

Finlandia, que debutaba en una gran fase final, acabó llevándose el triunfo por 0-1 con un tanto de Joel Pohjanpalo a los 59 minutos. Dinamarca dispuso de un penalti para igualar el encuentro, pero lo malogró Pierre-Emile Höjbjerg.

EFE