Nina Farooqi inventó estar enferma para poder faltar al trabajo y poder ir a Wembley para la semifinal entre Inglaterra y Dinamarca. 

Sin embargo, las cámaras la captaron festejando junto a su amiga y la imagen llegó a ojos de su jefe.

El mismo le informó que ni se molestará en presentarse el siguiente día ya que había sido despedida.

“Hay un poco de arrepentimiento, nadie quiere que lo despidan, pero también habría odiado el arrepentimiento de haberme perdido el juego. Lo haría todo de nuevo”, aseguró la fanática.

La selección dirigida por Gareth Southgate hizo historia al acceder a su primera final de una Eurocopa en su historia.