En un país donde la Copa América 2016 pareciera generar el mínimo interés, Lionel Messi es la única figura que rompe todos los moldes. Desde que arribó a Estados Unidos, los fanáticos se han rendido a sus pies. Desde la mujer que lo lastimó en un acto desesperado por acercarse hasta los niños que sonrieron con solo verlo pasar hasta este fanático ingresó antes del segundo tiempo de la semifinal ante la selección estadounidense y le hizo una reverencia.

¡Te dejamos el video!