Inglaterra se impuso ante Alemania por 2-0 y se colocó en los cuartos de final de la Eurocopa, lo que selló otro torneo decepcionante para los cuatro veces campeones del mundo.

El conjunto de Joachim Löw arrancó dominando el balón y obligó a los ‘Tres Leones’ a retroceder. La más clara ocasión la tuvo Timo Werner de tiro libre; sin embargo, pegó en la barrera.

Inglaterra reaccionó y poco a poco fue asentándose en el partido con un Calvin Phillips imponente en el medio campo. Incluso, Raheem Sterling obligó a Manuel Neuer a sacar una gran atajada.

En el cierre del primer tiempo llegó la acción más peligrosa. Encaró Sterling, y en un rebote le dejó el gol servido a Harry Kane. El ‘9’ inglés demoró, enganchó ante la salida de Neuer y tuvo que aparecer Mats Hummels para anular el disparo.

Ya en la segunda mitad, Inglaterra buscó marcar diferencia desde el inicio. Otra vez por medio de Sterling.

Pasada la hora de juego, el crack del Manchester City arrancó con el balón. Tras una serie de pases encontró a Luke Shaw, quien puso un servició excelso para que Raheem solo empujara el balón a las redes. Gol de Inglaterra.

Alemania tuvo poca capacidad de reacción, pero fue a diez minutos del final cuando, en un balón filtrado para Thomas Müller, el delantero del Bayern tuvo el empate en sus pies; sin embargo, el disparo salió apenas desviado.

Minutos después, al 85, los ‘Tres Leones’ volvieron a la carga. Robo en campo alemán, contragolpe fugaz y Jack Grealish, con un centro calculado, encontró a Harry Kane. Cabezazo y gol prácticamente definitivo. 2-0.

Silbatazo final, Inglaterra celebra el pase a siguiente ronda, donde enfrentarán al ganador entre Suecia y Ucrania. Por otra parte, termina el ciclo de Joachim Löw con la Mannschaft tras quince años en el cargo.