El camino de Ryan Shazier y Aqib Talib en la NFL ha llegado a su fin, aunque sea en circunstancias muy distintas. 

Shazier sufrió una fuerte lesión de médula espinal tras un choque en diciembre del 2017 en el partido de los Pittsburgh Steelers ante los Cincinatti Bengals, donde reportó perder sentimiento en sus piernas.

Desde entonces, el liniero se sometió a lo que pareció un interminable camino de rehabilitación física. Ahora, ese camino a su fin, ya que Shazier dio a conocer en redes sociales su retiro del futbol americano profesional.

“El futbol (americano) me ha dado todo lo que podía haber querido y más. Me enseñó sobre el trabajo duro, la dedicación, el trabajo en equipo”, declaró el seleccionado al Pro Bowl en 2016 y destacado jugador de Ohio State.

“Estoy aquí hoy para hacerle saber al mundo lo mucho que todavía amo el futbol".

Agregando que "estoy agradecido por todo lo que me ha dado, y estoy aquí para decirle al mundo que me estoy retirando oficialmente del juego que tanto amo”, apuntó Shazier.

ACÁ EL MENSAJE:

 

Por su parte, Talib dijo su adiós tras 12 años mediante un ligero y relajado mensaje en Twitter, anunciando que llevaría su talento a otra disciplina: un podcast.

“El futbol me dio tanto en la vida, estoy adicto a ello; no puedo escaparme…Me dijo a mi mismo: necesito jugar un año más. Si alguien me da un buen cheque, claro que lo haría”, comentó el cinco veces seleccionado al Pro Bowl.

Talib comentó que Bill Belichick, entrenador de los New England Patriots, le ofreció un rol estelar pero que el calendario de los ‘Pats’ le pareció demasiado difícil.

“Mi corazón, mi lado competitivo. Ya no estoy en esto… ya no lo sentía. Tienes que jugar con corazón. Si no lo haces, sufres lesiones”, finalizó el controversial y a veces extravagante esquinero.