Aaron Rodgers, pasador de los Green Bay Packers, confesó este miércoles que no descarta la posibilidad de retirarse al final de esta temporada porque no quiere ser un jugador del montón.

“No descartaría retirarme, uno quiere poder jugar a un gran nivel, pero otra parte es no querer ser un jugador del montón”, compartió el mariscal de campo en conferencia de prensa.

Hace una semana Rodgers, 38 años, rompió el récord de más pases de anotación en la institución, llegó a 445, que pertenecía a Brett Favre con 442, una leyenda en Green Bay, tres veces MVP en la NFL y ganador del Super Bowl XXXI con los Packers.

El portador del jersey número 12, con 17 años en la NFL, reconoció que disfruta esta temporada en la que tiene a su equipo calificado a los playoffs, pero analizará si es prudente seguir.

“Estoy disfrutando esta temporada por ser la que estamos jugando. ¿Jugar el próximo año?, tendré que pensarlo”.

Los Packers son hasta la semana 16 el mejor equipo de la Conferencia Nacional con marca de 12 ganados y tres perdidos.

Desde principios de noviembre el pasador se fracturó un dedo de su pie izquierdo, lesión que le ha hecho perderse entrenamientos y cojear en algunos juegos por el dolor, que es, explicó, una de las situaciones a considerar para continuar su carrera.

“Este año me enseñó que puedo seguir, mantengo mi amor por el juego, soy súper competitivo, pero me he perdido entrenamientos, ha sido difícil estar en el campo. Tendré que ponderar muchas cosas al finalizar la temporada”.

Según Aaron Rodgers la decisión de retirarse no pasa por la polémica que surgió antes del inicio de esta temporada por algunas fricciones con el gerente general de los Packers Brian Gutekunst.

“No quiere decir que esté pensando en ir a otro lado. Lo que dije de Brian ha sido genuino, agradezco los esfuerzos que he visto relacionadas con mi participación en situaciones que influyen en mi trabajo. Aprecio lo que ha crecido nuestra relación”.

El mariscal de campo estaba molesto con Gutenkunst por la manera en que éste manejaba la institución.

“Es una especie de problema de filosofía, tal vez él se está olvidando de las personas que hacen que las cosas funcionen”, había dicho Rodgers en mayo pasado sobre el directivo.

El mariscal de campo ganador del Super Bowl XLV con Green Bay subrayó que no tardará en transmitir su decisión al equipo.

“Estoy saboreando este año, no tardaré mucho en decidir. Hablaré con el equipo y tomaré una decisión. Será una decisión rápida”. 

TE PUEDE INTERESAR: John Madden falleció a los 85 años de edad