Cuando Tanguy Ndombélé llegó a Tottenham en julio del 2019 por 60 millones de euros, parecía que Tottenham era el equipo ideal para el prometedor francés. 


El centrocampista llegaba a un club suficientemente fuerte como para llegar a la final de la UEFA Champions League, y con un técnico que suele mejorar en demasía a sus jugadores, como lo es Mauricio Pochettino.

Un año después, las cosas han cambiado. Pochettino no es más el técnico de los Spurs y el equipo londinense ni siquiera juega la máxima competición europea.

Es por ello que múltiples rumores colocaban a Ndombélé fuera de Tottenham, con Inter de Milán y Juventus siendo sus probables destinos.

Según L’Equipe, el exjugador del Lyon le habría comunicado a José Mourinho su intención de permanecer en el club, buscando mejorar su cosecha de cuatro asistencias y dos goles en su primer año.

The Athletic ya había reportado que la relación entre técnico y jugador  estaba prácticamente rota pero Ndombélé le habría confirmado al estratega luso la intención de permanecer para ganarse un lugar.

Una de las posibles razones por la que la salida del francés se veía difícil es la insistencia de Daniel Levy, presidente del Tottenham.

El no perder a su máxima inversión, especialmente en intercambio por un defensa central como Milian Skriniar, a quien había sugerido Mourinho, habría empujado al centrocampista hacia la permanencia.

Ver más: ¡RODOLFO COTA AL TRI! EL PORTERO DEL CLUB LEÓN TOMARÁ EL LUGAR DE JONATHAN OROZCO