A dos días de disputar el clásico frente al Real Madrid, el defensa del Barcelona, Gerard Piqué, volvió a ejercitarse con sus compañeros después de estar apartado del grupo debido a una lesión en la rodilla derecha sufrida a principios de marzo.

De hecho, Piqué arrastra problemas en esta zona desde finales del pasado noviembre, cuando se lesionó frente al Atlético de Madrid en la visita al Metropolitano, durante un partido de La Liga.

Entonces, los servicios médicos le diagnosticaron un esguince en el ligamento lateral de la rodilla derecha, con afectación parcial en el ligamento cruzado. Decidió evitar el quirófano y se sometió a un tratamiento conservador que le permitió reaparecer 3 meses después en la UEFA Champions League contra el PSG.

A principios de marzo, poco después de su primera reaparición, el central catalán se resintió de la misma rodilla, tras sufrir un esguince en el ligamento lateral interno ante el Sevilla, en la semifinal de la Copa del Rey.

Este jueves, Piqué regresó a los ejercicios grupales y fue la principal novedad del penúltimo entrenamiento que realizará el Barcelona antes del duelo liguero frente al Real Madrid, previsto para este sábado a las 02:00 PM MEX en el estadio Alfredo Di Stéfano.

Por su parte, el delantero Antoine Griezmann no se ejercitó con permiso del técnico, Ronald Koeman; debido a que nació su tercer hijo.

Los azulgranas volverán a entrenarse este viernes a las 11:00 en las instalaciones de Sant Joan Despí para terminar de preparar ‘El Clásico’. Tras el entrenamiento, Koeman comparecerá en rueda de prensa.

EFE