México vs Surinam: Muchos goles, pero poco futbol. El Tri sigue sin sorprender

La Selección Mexicana goleó a Surinam, pero pese a esto no se mostraron grandes cualidades futbolísticas

México y Surinam tuvieron actividad en la Concacaf Nations League. Estas selecciones se enfrentaron en Torreón y desde los primeros minutos sorprendió la Selección Mexicana. Los dirigidos por Gerardo Martino sorprendieron desde los 3 minutos tras un tiro de esquina. Después de una serie de rebotes, Israel Reyes sorprendió con un tiro que dejó sin opciones al arquero rival.

Segundo gol con penal dudoso

Uno de los jugadores que mayor iniciativa tuvo por el cuadro mexicano, fue Diego Lainez. Este futbolista quien ha tenido muy pocos minutos en el Real Betis, quería aprovechar la oportunidad de ser titular con el Tricolor. Entre lo más destacado que este futbolista hizo, está un penal al minuto 39. Este lo cobró Henry Martín con éxito y México se adelantó por 2-0 en el marcador.

Abucheos a Gerardo Martino

Pese a que la Selección Mexicana ganaba el encuentro por 2-0 al terminar la primera parte, una realidad es que fue muy poco el futbol que generó el cuadro Tricolor. Quizá por este motivo dentro del estadio se escucharon abucheos en contra del estratega de México. En varias ocasiones durante el juego se llegó a escuchar: “FUERA TATA, FUERA TATA”.

Muchos goles, poco futbol y un debut no soñado

Entre los jugadores que más esperaba ver la afición se encontraba Marcelo Flores. Este jugador del Arsenal entró motivad al terreno de juego. Desde un inicio asistió de gran forma a Orbelín Pineda y en esa jugada cayó un penal. Parecía un extraordinario momento para Flores, quien incluso pidió el balón para cobrar desde los once pasos, pero falló de manera lamentable.

Casi por terminar el juego Erick Sánchez sorprendió con un gol más con el cual el Tricolor goleaba por 3-0. Pese a esto, una realidad es que México no mostró un futbol espectacular y sigue dejando dudas, por lo menos en la afición que asistió al estadio y por momentos abucheó al entrenador.