‘Me voy a suicidar (...) yo no maté a Simiso’, confesó Siphesihle Mntungwa tras la muerte de su rival en pelea de box

El boxeador afirmó que la muerte de su rival le ha afectado anímicamente; aunado al acoso que recibe del público, ha tenido pensamientos suicidas

La muerte de Simiso Buthelezi sigue dando de qué hablar: tras enfrentarse a Siphesihle Mntungwa en una pelea de box, el pugilista de apenas 24 años perdió la vida luego de entrar en coma por un sangrado interno.

El pasado domingo se dio a conocer la trágica noticia y, a casi una semana de lo ocurrido, Siphesihle Mntungwa ha denunciado públicamente que ha recibido amenazas de muerte y comentarios violentos tras el fallecimiento de su rival.

Ante esto, el pugilista sudafricano confesó para Sowetan Live que ha pensado en el suicidio al no poder soportar más las ofensas y amenazas que ha recibido desde entonces. “Simplemente no puedo soportarlo más. Me queda una cosa: me voy a suicidar. Hasta mis vecinos han publicado mensajes muy feos sobre mí en las redes sociales. Ya no estoy a salvo. Yo no maté a Simiso; es posible que hayamos estado involucrados en una pelea de box, pero no fue una cuestión de vida o muerte”.

‘Todo lo que quería era ganar el título’, afirmó Siphesihle Mntungwa después de la muerte de Simiso Buthelezi

De igual manera, Mntungwa expresó que utiliza el boxeo para financiar los gastos de su hogar ya que es el único de su familia que tiene la oportunidad de obtener ingresos. Asimismo, también habló del dolor que está pasando la familia de Simiso tras su lamentable pérdida.

“Todo lo que quería era ganar el título, que tal vez ayudaría a cambiar mi vida y la de mi familia. Soy el único que trabaja en casa donde me quedo con mi hermano menor, mi tía y sus hijos.”, afirmó el pugilista.

“Mi madre murió cuando yo tenía cuatro años, mi padre todavía vive, pero no nos quedamos con él”, agregó Mntungwa. “Entonces, ganar ese título me iba a ayudar financieramente. Pero la gente me ha tildado de asesino. Podría haber sido yo. Sin duda la familia de Simiso está pasando por un dolor como cualquier otra familia.