Adiós Querétaro, hola Ciudad Juárez: Hernán Cristante, nuevo técnico de Bravos

El técnico argentino fue anunciado como el sustituto de Ricardo Ferretti

En cuestión de minutos, el técnico argentino, Hernán Cristante, dejó de ser oficialmente el técnico de Gallos Blancos, y ahora asumirá las riendas del FC Juárez.

“Anunciamos que no continuará al frente del primer equipo varonil. En Club Querétaro le deseamos éxito a él y a todo su cuerpo técnico en sus futuros proyectos”, compartieron en un comunicado.

Leer más: Cronología de Hernán Cristante durante la violencia en Querétaro

El nacido en Buenos Aires hace 52 años llegó a Gallos Blancos el 9 de febrero pasado tras la destitución de Leonardo Ramos, donde su primera participación en el banquillo fue en la Jornada 5 del Grita México C22 en el empate 2-2 ante Pachuca.

Hernán Cristante dirigió a Querétaro por 10 partidos, dejando tres victorias, cinco empates y dos derrotas; sin embargo, no logró llevarlos ni siquiera al Repechaje, al terminar en el puesto 16 del torneo de la Liga MX.

A cabalgar en la frontera

Habían pasado algunos minutos de su salida de Gallos Blancos, cuando FC Juárez confirmó la llegada de Hernán Cristante como su nuevo técnico.

“Es un honor y orgullo de estar aquí. Fueron pocos los días de charla y conocimiento, pero suficientes para saber lo que está buscando la gente de aquí con este proyecto”, manifestó en conferencia de prensa junto a Miguel Ángel Garza.

El argentino también compartió por qué eligió llegar al banquillo de los Bravos: “Es un proyecto serio y que a uno lo motiva, porque uno está buscando solidez y consolidación. Sabemos el pasado y eso no se toca, pero en el pasado se hicieron cosas bien aunque no se reflejara en los resultados”.

Agregando que “es una gran oportunidad y desafío, que me brinden esta confianza para nosotros nos pone en plano el compromiso y un honor hacia el club”.

El bonaerense asumirá el puesto como entrenador del FC Juárez tras la salida del Tuca Ferretti, quien no pudo brillar en la frontera y que propició que el club terminara en el fondo de la Tabla de Cociente, por lo que tendrán que pagar una multa de 80 millones de pesos tras no existir el descenso.