Indy 500: ¿Por qué bebe leche el ganador de las 500 millas de Indianápolis?

La curiosa tradición en el Indy 500 y el porqué el ganador de las 500 millas de Indianápolis bebe leche en la ceremonia

Para entender la tradición del beber o tirarse leche encima al ganar el Indy 500, hay que retroceder hasta el año 1936.

En aquel entonces, fue la primera vez que fue otorgado el trofeo Borg-Warner como premio, el cual recibió Louis Meyer tras ganar la 24° edición de las 500 millas de Indianápolis.

Meyer, ya había ganado la carrera dos veces, y se convirtió en el primer tres veces ganador de la Indy 500 en la historia.

El nacido en Manhattan, pero criado en Los Ángeles, fue educado bajo la creencia de las cualidades nutritivas y refrescantes del suero de leche, la cual pidió para refrescarse tras hacer historia, y debido a esto, comenzó la tradición.

Sin embargo, dicha tradición parecía duraría poco y se quedaría como una anécdota, ya que cuando se reanudaron las carreras tras la 2° Guerra Mundial, el siguiente tres veces ganador, Wilbur Shaw (ya como presidente de la pista), le otorgaba agua al ganador.

No obstante, luego de morir en un accidente aéreo en 1954, regresó la idea de beber leche tras ganar la carrera.

La industria láctea en Estados Unidos ofrecía, en aquel entonces, 400 dólares al ganador y 50 a su mecánico jefe, siempre que se viera al piloto bebiendo leche en el Victory Lane.

TE PUEDE INTERESAR: GP de España 2022 F1: Esto debes saber de la próxima carrera de Checo Pérez