El técnico italiano Fabio Capello recordó cómo, tras ver
jugar a Leo Messi tan sólo 20 minutos, le pidió al holandés Frank
Rijkaard, entonces entrenador del Barcelona, que se lo cediese.

Fue
el 24 de agosto de 2005, en el primer Trofeo Joan Camper que jugaba el
argentino y que enfrentó al Barcelona de Frank Rijkaard contra el
Juventus de Fabio Capello.

Al italiano le bastaron las primeras acciones
de “La Pulga” para comprobar que estaba ante un “crack”.

“Le vi
con 18 años, titular en un Gamper. A los 20 minutos del partido salí del
banquillo, me fui a por Rijkaard, entonces entrenador del Barça, y le
dije en la banda si me lo dejaba para la Juve. No me lo dio”, relató
Capello en el IV Bilbao International Football Summit (BIFS’20), un
congreso que reúne en la capital vizcaína a destacadas personalidades
del fútbol de elite y que se celebra este jueves en la zona VIP del
estadio bilbaíno.