Werder Bremen y Heidenheim jugaron la vuelta de la Promoción por un lugar en la Bundesliga para la Temporada 2020-2021.

Los verdiblancos buscaban evitar volver a la segunda división por primera vez en 29 años, mientras que el club fundado en 1846 intentaba lo antes pensado imposible y acceder a la primera división.

En el partido de ida, las emociones y acciones ofensivas faltaron. A pesar de llegar al encuentro tras vencer 6-1 al FC Koln, los isleños no pudieron vulnerar el arco de quien terminó en tercer lugar de la 2. Bundesliga.

El juego de vuelta dio inicio, sin aficionados, pero con un lugar en primera división en juego.

Al 3’, Maximilian Eggestein tomó el balón en la mitad del equipo local e intentó asistir a Milot Rashica, quien dejó pasar el balón hacia el área en la que se encontraba Josh Sargent. 

Cuando el estadounidense parecía alistar su disparo, el defensa Norman Theuerkauf se cruzó y metió el balón en su propio arco.

De mantenerse el resultado, Werder Bremen no descendería y se quedaría en la primera división del futbol alemán.

A pesar de la insistencia local, el marcador no se movió en los primeros 45 minutos y los verdiblancos se fueron al descanso 1-0 arriba.

Al 85’, cuando toda la esperanza parecía perdida para el Heidenheim, Tobias Mohr disparó violentamente con la zurda y, tras un rebote en el poste, Tim Kleindienst empujó el balón para el 1-1.

Un gol más de los locales significaría futbol de primera división para el antiguo club, pero el gol nunca llegó. Al 94’, Fin Bartels aprovechó un error defensivo de los locales y habilitó a Ludwig Augustinsson, quien sentenció la serie con el 2-1.

Al minuto 96, Tim Kleindienst convirtió un penal marcado para los locales pero el tiempo no dio para una histórica remontada.

Resultado final: Heidenheim 2-2 Werder Bremen. El resultado permite a los verdiblancos permanecer un año más en la Bundesliga.