El judoca argelino Fethi Nourine fue suspendido de toda competencia por los próximos 10 años por la Federación Internacional de Judo tras retirarse de los Juegos Olímpicos de Tokio para evitar un posible enfrentamiento ante un adversario israelí.

El entrenador de Nourine, Amar Benikhlef, también fue suspendido por 10 años. Benikhlef es un miembro del Salón de la Fama de la IJF (las siglas en inglés de la Federación).

Nourine se dio de baja durante el primer día de los Juegos después de enterarse de que posiblemente enfrentaría al medallista de bronce olímpico Tohar Butbul en la segunda ronda de la división ligero en la arena Budokan. Nourine y Benikhlef le indicaron a la prensa de Argelia que se retiraron en apoyo a los palestinos.

El Comité Olímpico de Argelia les retiró sus acreditaciones y los envió a casa. Tras una investigación, la IJF emitió una suspensión que prácticamente pone fin a la carrera de Nourine, de 30 años de edad, y quien ha ganado tres medallas de oro en el Campeonato Africano de Judo.

“Es evidente que los dos argelinos, de manera perniciosa, utilizaron a los Juegos Olímpicos como una plataforma de protesta y promoción de su propaganda política y religiosa y eso es una clara violación de los Estatutos de la IJF, el Código de Ética de la IJF y el Estatuto Olímpico”, dijo la IJF en un comunicado. “Por eso mismo no puede haber otra sanción que una suspensión severa en este caso”.

Benikhlef, de 29 años de edad, ganó la medalla de plata en Pekín 2008.

Ver más: CARLO ANCELOTTI VOLVERÁ A DIRIGIR EN CHAMPIONS LEAGUE 643 DÍAS DESPUÉS